#YoVotoSiALasConfluencias

 #YoVotoSiALasConfluencias

            Queda poco más de un año  para las elecciones municipales y lógicamente en todas las formaciones políticas se abren los debates de cómo y con quien concurrir, y como no, Podemos no es una excepción. La semana que viene, a partir del 21 de Marzo se ha abierto una consulta para votar cómo concurrir a Europeas, autonómicas y municipales.

            A quienes militamos a pie de calle, sin duda, de dichos procesos el que más nos preocupa es el municipal. Desde siempre las elecciones municipales han sido para las fuerzas de la izquierda una palanca previa para alcanzar metas mayores. Baste recordar las del 12 de Abril de 1931, que trajeron la II Republica, o los miedos de Suarez en la Transición, que se negó a celebrar las municipales en 1979 antes que las generales por si una victoria de la izquierda en las locales cambiase el guion de la Transición. Si bien dicho guion no cambió, los buenos resultados de PSOE y PCE en 1979, y sus pactos en Ayuntamientos, fueron causa importante de la mayoría absoluta de Felipe González en 1982.

            Hace 3 años, en Vistalegre I, tomamos la decisión de no concurrir directamente a las municipales e impulsar candidaturas de unidad popular, para llevar la fuerza del cambio a los Ayuntamientos. Dicha apuesta fue ampliamente debatida y a 3 años vista merece la pena ser analizada ya con una perspectiva mayor. Pues si bien es cierto que allí dónde se hizo una apuesta decidida de confluencia, con fuerzas y colectivos sociales y políticos diversos, como fueron los casos de Ahora Madrid, Barcelona en Común o las Mareas gallegas, los resultados fueron excelentes, dónde no fue así, los resultados fueron menores que la expectativas. En muchos sitios, en Asturies en particular, dicha candidaturas no dejaron de ser agrupaciones de electores participadas fundamentalmente por Podemos y en algunos casos por pocos colectivos más (EQUO), lo cual lastró el resultado inicial no permitiendo sumar lo suficiente para obtener todos los éxitos esperados.

El resultado ha generado problemas múltiples de gestión interna en estos años pasados. Concejales y concejalas  que eran de Podemos sin serlo, que no se debían a ninguna estructura propia, porque la agrupación de electores termina el día después de las elecciones, pero tampoco a las estructuras de Podemos, y  ha ido generando disfunciones y sobre todo autonomización de los grupos municipales en muchos concejos, que bien debieran llevarnos a replantearnos repetir sin más dicho formato. A nuestro juicio, ninguna de esas marcas locales asturianas se ha consolidado como proyecto con fuerza para seguir por si solo de cara a las elecciones de 2019. Es más, desde entonces hasta hoy ha cambiado mucho el panorama político del estado español, pues ha surgido una apuesta estratégica más amplia y unitaria, que es Unidos Podemos. Por ello pensamos que Podemos debe promover como objetivo prioritario extender a los municipios la formula de Unidos Podemos y aprovechar para ello los existos electorales de las verdaderas candidaturas de unidad popular antes indicadas.

Apostar por esta fórmula en los municipios no es una decisión exclusiva de Podemos, los compañeros y compañeras de viaje deben tomar también sus decisiones, pero no nos cabe ninguna duda que la mejor forma de hacerlo es debatiendo y haciendo experiencia común en el trabajo local concreto, para evitar pactos por arriba que no convenzan a la mayoría y ese camino ha de andarse desde ya.

            Queremos fortalecer las experiencias municipalistas y los que este artículo suscribimos, entendemos que el mejor punto de partida para ello es militar en PODEMOS. Entendemos que sin fortalecer y desarrollar los Círculos y Consejos Ciudadanos de Podemos no se garantiza la participación de la gente, ni se permite abrir experiencias municipalistas más amplias. Es decir, asentar la organización en el territorio, para desde ahí tejer alianzas con otros sectores sociales y políticos. Es decir, construir partido a la par que se construye pueblo.

            Para ganar las próximas elecciones municipales necesitamos, en primer lugar, a  la gente organizada, activa y con capacidad para movilizarse, empezando claro está en Podemos, articulando los Círculos como espacios de debate y, asimismo, construyendo  mecanismos que emanen de esa deliberación. Las diferencias de opinión, la diversidad y la pluralidad son necesarias y enriquecedoras en una organización como es Podemos. Es muy necesaria una cultura política de debate desde la fraternidad y el compañerismo, desde la coherencia, la consistencia y la seriedad en los planteamientos y las estrategias, asegurando la mayor participación de la gente en las decisiones políticas, implementando para ello una mayor implicación de los Círculos y de los inscritos y las inscritas en Podemos en cada localidad de Asturies. 

            En esa línea de construcción colectiva entendemos que la apuesta municipalista asturiana no puede estar al margen de la apuesta estratégica de Podemos a nivel del estado. Por eso entendemos que Unidos Podemos debe seguir profundizándose también para las municipales y eso exige un esfuerzo de confluencia con los hombres y mujeres de IU, de Equo y de otras fuerzas del campo popular.

Entendemos también las singularidades de cada localidad y probablemente no en todos los lugares se pueda confluir igual y en algunos quizás ni se confluya, pero en ese caso toca, a nuestro juicio tener claridad. Si no podemos lograr esas confluencias, dónde no lo logremos, no debemos presentarnos con marcas blancas, sino que debemos concurrir como Podemos, pues esa será la mejor forma de presentarnos con un proyecto creíble a la sociedad.

 Por eso de cara al proceso de votación que se abre, más allá de posibles críticas a la forma de abordar el proceso mismo, entendemos que debemos votar Si a las 3 preguntas que se hacen en la consulta, para fortalecer Podemos y a la vez fortalecer las confluencias y la unidad popular.

 

VANESA LLANEZA CARRASCO, miembro del Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos Asturies

LUIS FERNANDEZ (PLAYU), militante del Círculo de Podemos Xixón.

RAFAEL VELASCO Rodríguez, militante del Círculo de Podemos Xixón.

VERÓNICA RODRÍGUEZ FERNANDEZ, concejala de Xixón Sí Puede