Qué se puede y cómo se puede

Breves notas a raíz de las últimas noticias sobre política municipal en Xixón

NOTA 1
Durante las últimas semanas han aparecido dos noticias sobre las que las fuerzas alternativas de Xixón deberíamos poner el foco de atención para debatir y sacar las conclusiones colectivas pertinentes. Me refiero a la materialización de la renta social municipal y a la no ejecución de la remunicipalización de la ayuda a domicilio.

Se trata de dos medidas políticas que no pueden entenderse sin la aparición en las instituciones de fuerzas alternativas como Xixón Sí Puede, representante de la fuerza del cambio que en otros ayuntamientos está gobernando.

Las políticas de urgencia que estas fuerzas promueven, ya sea desde el gobierno o desde la oposición, son las de contrarrestar las políticas de expolio de lo público mediante remunicipalizaciones, aumento del gasto en derechos sociales, reducción del peso de la crisis sobre las capas populares y fórmulas de participación municipal, llevando la política más allá de lo institucional.

A pesar de las contradicciones que implica estar en las instituciones y de lo poco favorecedor del contexto actual de reducción de la movilización social, éste es el proyecto político con el que emergimos en las instituciones y es la línea que nos tiene que marcar el camino no sólo de cara al fin de la legislatura, sino que debe ser un punto de partida para profundizar y construir una alternativa más amplia de desborde que asuma tanto la capacidad de gobernar como de obtener el apoyo social necesario para emprender políticas de transformación. 

NOTA 2
La condición para la abstención de XsP en los presupuestos presentados por Foro fue la llamada “renta social municipal”.

Entendemos que la abstención de XsP fue correcta, porque la orientación hacia unos presupuestos municipales no puede ser de entrada la del bloqueo, sino la de la búsqueda de conquistas para la ciudadanía.

A nadie le cabe la menor duda de que una renta como la que se describió e incluso aprobó suponía un avance que no podía entenderse sin la presencia y fuerza de XsP. Sin embargo, el gobierno municipal forista ha roto dicha medida con la aprobación de una renta insultante hacia las capas sociales que lo necesitan, asimilando la medida para favorecer a los comercios y para trabajar con bancos que desahucian como La Caixa, lo cual se encuentra en sentido frontal con el programa de XsP.

La renta social municipal ha terminado siendo gestionada desde los intereses empresariales y bancarios más que para los derechos sociales de los sectores más desfavorecidos por la crisis.

La importancia de la renta municipal no era sólo económica y social (al atender a la gente que peor lo está pasado y satisfaciendo las necesidades mínimas que toda sociedad democrática debe asumir), sino que forjaba una idea alternativa al neoliberalismo: tener unos ingresos mínimos son un derecho y no responsabilizar de su mala situación a la gente que lo está pasando mal. Pero el modelo aprobado y ejecutado por Foro responde a su visión elitista de los servicios sociales como sistema de caridad y no de derechos.

El problema es que este cambio de modelo no ha sido ampliamente debatido y no oponerse a él nos hace cómplices. 

NOTA 3
Algo similar ocurre con la remunicipalización de la ayuda a domicilio.

Con la municipalización de servicios no sólo se pone en juego el aspecto económico del cambio de titularidad privada por la pública y la mejora del servicio y de las condiciones laborales de las trabajadoras, sino también el elemento político de tratarse de una conquista democrática.

Si algo ha visibilizado de manera expresa la crisis es que las privatizaciones implican un mayor gasto social y que el discurso neoliberal conduce al expolio de los bienes comunes. Una sociedad dueña de su riqueza es más soberana y, por lo tanto, más democrática en términos de derechos sociales y políticos. 

De nuevo Foro aprobó una propuesta que XsP presentó al pleno, la remunicipalización del servicio de ayuda a domicilio. Y de nuevo Foro no ejecutó. XsP tiene la obligación de defender y hacer todo lo posible para que se acometa esta medida por dos razones: (1) en primer lugar, porque las excusas técnicas no pueden limitar una conquista política (ya que estas limitaciones son construcciones políticas hechas para imposibilitar este tipo de medidas para las mayorías); (2) y en segundo lugar, porque no podemos ser partícipes de medidas que suponen una derrota para las trabajadoras y  que enseñan al conjunto de la clase trabajadora que otra política no es posible.

NOTA 4
Tras las elecciones municipales en 2015 la coyuntura municipal en Xixón hizo que XsP no pudiera construir una alternativa de gobierno a Foro.

Hoy esa coyuntura es diferente, lo que obliga a repensar la táctica. La existencia de Unidos Podemos a nivel estatal, con el comedido de tener que ser construido en los territorios, hace que la suma de XsP e IU en el ayuntamiento se convierta en la alternativa a Foro (en lugar del PSOE). Un PSOE que ha salido de unas primarias con la presión de tener que girar a la izquierda para sobrevivir como fuerza política. Y un gobierno de Foro que aunque aparentemente se encuentre abierto a propuestas contrarias a su ADN derechista, en la práctica se queda más en la apariencia que en la realidad. 

XsP tomó hace más de dos años una solución correcta, aunque no se supo explicar. Por eso hoy requiere de un debate abierto entre sus bases para, de nuevo, tomar la decisión correcta de cara a un cambio en nuestra ciudad.

Ante la ausencia en XsP de marcos de decisión (a pesar de que sus bases aprobaran en asamblea un reglamento de funcionamiento tan democrático como potente en términos políticos), es necesario pedir a las fuerzas políticas integrantes de XsP – Podemos y Equo- que propicien marcos de debate en XsP en septiembre para que aborde qué hacer dadas las nuevas circunstancias y la negativa del gobierno forista a llevar a cabo nuestras propuestas de cambio para Xixón.

NOTA 5
Una lección que de nuevo se extrae de esta doble experiencia es que los derechos no se conceden desde arriba sin más, ni desde los representantes políticos aunque sean “los nuestros”, sino que siempre son conquistas arrancadas desde la lucha y la autoorganización.

El derecho a que a nadie le falten servicios mínimos o el derecho (laboral, social y democrático) a la remunicipalización de servicios sólo pueden ser consumados a través de las reivindicaciones, luchas y presiones a las instituciones.

Esta lección no podemos olvidarla porque es lo que garantiza que en nuestra ciudad podamos avanzar hacia políticas alternativas. Lo hemos repetido hasta la saciedad, pero nunca está de más recordarlo: «la democracia no es votar cada cuatro años, sino que es preciso desplegar una política participativa y desde abajo». 

 

CARLOS GÓMEZ (inscrito en Podemos y miembro de Anticapitalistas)
RAFAEL VELASCO RODRÍGUEZ (inscrito en Podemos)
AMAYA ALONSO FERNÁNDEZ (inscrita en Podemos)
LUIS ALFREDO FERNÁNDEZ (PLAYU) (inscrito en Podemos)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies