La Fosa de La Pinera (Avilés): Del ostracismo a la moción trampa del PSOE

Todos los indicios indican que la fosa de La Pinera se sitúa en el municipio de Avilés, en el termino de La Pinera, entre el Bº de Llaranes y la localidad de Favila (Corvera de Asturias).

Se trataría de un enterramiento ilegal precedente de la represión desatada una vez terminada la Guerra Civil por las tropas golpistas, falangistas y las autoridades emergentes del nuevo orden fascista nacido del golpe de estado, que podría contener mas de 4 personas. Por tanto se trataría de personas asesinadas en un contexto de represión y desaparición forzada, constituyendo esto un delito de lesa humanidad que por tanto, no prescribe.

En torno al año 2010 en la ubicación probable de la fosa, se inician unas obras de construcción de un acceso tipo corneta al polígono industrial del P.E.P.A. La fosa quedaría justo en el medio de esta infraestructura, aislada y sin accesos. El peligro de destrucción de la fosa, profanación del enterramiento y por tanto la destrucción de pruebas de crímenes de lesa humanidad, hace que la FEDERACIÓN ASTURIANA DE MEMORÍA Y REPUBLICA (FAMYR) se dirija formalmente a todos los actores implicados en la construcción de la infraestructura, entre los que está el promotor de la misma: El Gobierno de Asturias.

Se solicita:

  1. La protección de la fosa
  2. La identificación de las personas allí enterradas, así como la investigación de los hechos, siempre conforme a la legislación vigente
  3. Que se ponga en cocimiento de las fuerzas y cuerpos de seguridad, para que se investiguen los hechos
  4. Que una vez realizada la investigación se ponga en conocimiento del juzgado para la exhumación e identificación según los protocolos que viene usando nuestro país

De igual manera se inician los trámites para el inicio de diligencias judiciales en torno a esta misma fosa común. Adicionalmente a lo anterior, se cursa queja ante la Procuraduría General, instando a la protección de la citada fosa.

Este conjunto de iniciativas logran que la administración acuerde contratar el seguimiento arqueológico para la protección de la fosa, cuyo objetivo es señalizar la zona y seguir la evolución de los trabajos con la obligación de paralización en caso de aparecer restos vinculantes.

Queda claro por tanto, que este despliegue administrativo y jurídico de FAMYR, permite una inicial protección de la referida fosa y por tanto el hecho cierto de que no se encuentre destruida por dichas obras de construcción, siendo por tanto dicha actuación una primera  garantía de la integridad de este lugar de Memoria, así como los cimientos de que se puedan llegar a garantizar los derechos de las víctimas a la VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN.

Poco después de conseguirse este estado de protección, las obras quedan paralizadas por problemas administrativos concernientes  a las autorizaciones del Ministerio de Fomento para el “pinchazo” en la autopista.

Recientemente las obras se han reiniciado tras años de paralización. Con este inicio se ha constituido la Plataforma Fosa de La Pinera, de la que forman parte los grupos municipales de la izquierda Avilesina (Ganemos, Izquierda Unida y Somos) y de la que también forma parte FAMYR, entre otras entidades cívicas. Esta plataforma a recogido el legado que FAMYR inició con el despliegue jurídico y administrativo señalado anteriormente y que logró la protección y por tanto la preservación actual.

Esta plataforma, siempre bajo el objetivo del consenso ha conseguido aglutinar a diversos agentes sociales con el único objetivo, ya no solo de salvaguardar la referida fosa, si no de conseguir diversos objetivos adicionales, tales como:

  1. Dignificación, señalización y adecentamiento del lugar
  2. Creación de un espacio de Memoria donde se trasladaría el monolito que erróneamente está situado en el poblado de Llaranes
  3. La construcción de una pasarela o similar que permita un acceso seguro al interior de la “rotonda”, pues la fosa se encontraría en “tierra de nadie” aislada entre carreteras.
  4. Estudio, preservación e investigación del lugar y los hechos allí acaecidos, siempre amparado por la legislación vigente, la intervención de los tribunales como única forma de preservar el derecho a la Verdad, Justicia y Reparación, como línea roja que, a juicio de FAMYR,  nunca debe traspasarse.

Fruto de este trabajo se organizó el pasado 13 de enero de 2018 una concentración en el entrono de la referida fosa con una afluencia y trascendencia de suma relevancia que tuvo amplia repercusión en los medios de comunicación. Igualmente, se mantuvieron reuniones con las diputadas Concha Masa (IU) y Rosa Espiño (Podemos), explicándolas la problemática e instándolas a que sus grupos políticos iniciasen acciones en el parlamento asturiano a fin de conseguir los objetivos citados.

Así mismo la plataforma redactó una moción a presentar en el ayuntamiento de Avilés para instar al gobierno regional a dar solución a la problemática contenida en las reivindicaciones citadas.

Y en este momento es en el que estamos, enterado el PSOE Avilesino de la presentación de la moción, realiza un movimiento cuyo objetivo parece indicar que no se sentía excesivamente cómodo con la propuesta realizada y para evitar votar en contra, como ha hecho en otras ocasiones en materia de Memoria, redacta su propia moción desvirtuando tanto la exposición de motivos como la propia petición, dejando una resolución aparentemente interesante, pero tan ambigua, que podría dejarla sin contenido, Pues se limita a instar a que se localice el punto exacto de ubicación de la fosa, dejando todo lo demás completamente en el aire, incluida la dignificación, la creación del espacio de memoria, el traslado del monolito y por supuesto la creación de un acceso.

Para FAMYR, esto es extremadamente grave, dado que la ambigüedad lleva a la desprotección y esta a arrebatar a las victimas su legítimo derecho a la Verdad,  a la Justicia y  a la Reparación.

La plataforma ha decidido transaccionar su propuesta con la del  PSOE, no por sentirse identificada en los objetivos plasmados, si no en aras loables de lograr un mayor consenso y un mínimo objetivo, pues todo parecía indicar que los ánimos negociadores del PSOE, no estaban por sumar, si no por imponer una moción trampa a cambio de no “tumbar” la de la mayoría social.

Resulta altamente lamentable que un partido que se dice Socialista y Obrero de la espalda y ningunee a victimas que murieron por defender los valores democráticos y republicanos legítimamente constituidos de los que, sobre todo en campaña electoral, se hace eco este partido y de que quizá, alguna de esas victimas serían socialistas.

Resulta lamentable que se alegue como INVIABLE la construcción de una triste pasarela para acceder al interior de la “rotonda” y evitar que la fosa se quede en tierra de nadie, sin acceso y aislada. Es inconcebible que se pretenda como imposible una sencilla obra de ingeniería cuando en el mismo polígono al que dará acceso la infraestructura, se fabrican gigantescas estructuras para aerogeneradores o cuando la humanidad es capaz de plantar un ser humano en la luna. Es evidente que no se trata de un problema técnico, si no de un problema de voluntad política, de voluntad de poner dinero (una irrisoria cantidad) sobre la mesa para dignificar a unas personas asesinadas por el fascismo.

Del ostracismo a la moción trampa del PSOE. Ese es el trayecto recorrido por esta fosa a pesar de la lucha de FAMYR y después de la plataforma Fosa de La Pinera. Trayecto en el que con esfuerzo, dedicación, carencia de medios y de economía, se han conseguido grandes objetivos como la NO destrucción del lugar, pero que a causa de la dejadez de la clase política dirigente, todavía no hemos conseguido dar lo que se merecen las víctimas: VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN  conforme a la legislación vigente tanto estatal como internacional.

Ostracismo en el que están todas las victimas del franquismo por esta causa, por la vigente impunidad aun hoy del régimen franquista, en un país donde a toda victima de desaparición forzada (véase el reciente caso de violencia de genero de Diana Quer) se le ponen a disposición todos los medios del estado (como no puede ser de otra forma) para su localización, investigación e identificación y sin embargo las victimas de la represión franquista, a día de hoy tienen que seguir mendigando esa justicia que se les niega, pagando sus familiares las investigaciones e incluso muchos de ellos teniendo que recurrir a exhumaciones ilegales fuera del ordenamiento jurídico por la desidia del estado que es quien lo tiene que asumir y de la mala información jurídica de ciertas asociaciones que a día de hoy siguen  tratando a las victimas como meros restos arqueológicos al nivel jurídico de los homínidos de Atapuerca.

JESUS GOMEZ GONZALEZ

RAFAEL VELASCO RODRIGUEZ

(Miembros de la Junta Directiva de la Federación Asturiana Memoria y Republica-FAMYR).