Elaborado el reglamento para regular el ejercicio del voluntariado en el albergue municipal de animales de Serín

El grupo de trabajo Por los Animales de Podemos Xixón ha elaborado un reglamento para regular el ejercicio del voluntariado en el albergue municipal de animales de Serín. Xixón Sí Puede trasladará este protocolo al equipo de Gobierno para su valoración con el objetivo de que se ponga en marcha lo antes posible. “Hay un vacío en esta cuestión y entendemos que es muy necesario desarrollar este reglamento”, explicó Nuria Rodríguez, edil de XsP en la rueda de prensa en la presentación del reglamento.

            Desde el grupo de trabajo Por los Animales, Rodrigo Fernández señaló que el reglamento contempla en primer lugar que las personas voluntarias se adscriban al Ayuntamiento de Xixón, en el ámbito de la gestión municipal, en vez de depender exclusivamente del Albergue de Serín. En el reglamento también se especifican las tareas que podrán corresponder al personal voluntario municipal, velando en cualquier caso para que el voluntariado no sustituya las labores de los trabajadores de los diferentes centros.

            Se establecería también un registro de las personas voluntarias, que contarán además con un documento que las certifique como tales. Por su parte, el Ayuntamiento se comprometería a permitir el acceso a las instalaciones a las personas acreditados. Igualmente, se les proporcionaría formación y se debería crear una póliza de seguro que cubra los riesgos en que puedan incurrir las personas voluntarias durante el tiempo de colaboración.

thumb

            “Pretendemos poner en valor la figura de las personas voluntarias y afianzarlas para que no dependen de la buena o mala gestión o la voluntad de las entidades concesionarias de los centros de animales”, destacó Fernández. La iniciativa surge a raíz de que las personas que hacen voluntariado en el Albergue de Serín trasmitieran a Xixón Sí Puede que “tienen serias dificultades para hacer su labor. El que no haya ningún reglamento hace que las concesionarias pongan sus propias normas y las normas deben ser igual para todo el mundo”, añadió Nuria Rodríguez.

            Con este reglamento se evitarían arbitrariedades en el trabajo del voluntariado en los diferentes centros y se aplicaría con la vista puesta en velar en las mejoras condiciones por el bienestar animal. Arbitrariedades que se han detectado en el Albergue de Serín, donde Esther Caserza contó su experiencia en este centro, ya que le pusieron trabas para ver el estado de los animales que permanecían en el Albergue: “Esto no se puede gestionar así. En otros ayuntamientos las concesionarias dan acceso libre en un horario determinado a esas instalaciones”. Con este reglamento, se evitarían este tipo de restricciones y centros municipales gestionados por concesionarias deberían aplicar este protocolo.