Construir para seguir sumando

No estamos para nada preparados para asumir una realidad que día a día va cambiando, pero tampoco es muy convincente ir cambiando nuestro discurso al tiempo que va cambiando la realidad en otras organizaciones.

No hay un espacio ocupado que se pueda ceder a propósito de posibles buenas intenciones. Las bondades de unas y otros han de demostrarse con hechos probados y no con palabras que ni los propios que articulan el discurso se terminan de creer.

Prepararse para reconstruir espacios es una obligación histórica que tiene que afrontar la próxima dirección de Podemos en Xixón, para lo cual se necesita un equipo heterodoxo, capaz de aunar las distintas sensibilidades del conjunto de la organización y organizaciones cercanas en la ciudad.

No podemos partir de apriorismos, de reproches o de errores pasados, estos han de servir de aprendizaje. Nadie sobra, todos somos necesarios. Quienes fomentan las desigualdades y la precariedad están enfrente, no son amigos: ni lo fueron antes, ni lo son ahora ni lo serán mañana. Tanto la derecha de cara limpia de la actual alcaldesa como el PSOE ‘arecista’ del señor Josechu son lo viejo, lo que no cambia porque no puede, porque están infectados de redes clientelares, favores pedidos, favores debidos, pagos a cuenta aún por devolver.

Tenemos el reto de convertir lo nuevo en más nuevo: nada pagamos si nada debemos, pero el continuado mirarse por encima del hombro y el “y tú más” nos destruye, el resentimiento nos debilita.

Llega el momento de aglutinar miles de puños en un sólo corazón que palpite con un sólo ritmo, que construya una auténtica unidad popular capaz de enterrar lo viejo en esta ciudad y para siempre, y por extensión en toda Asturias. Y seremos capaces de ello sólo si dejamos de mirar a nuestros compañeros como enemigos, si centramos el objetivo, si los egoísmos personales no nos hacen perder la perspectiva.

El cambio necesario no lo puede provocar una sola persona, ni una sola linea ideológica. Este cambio ha de producirse con la suma de distintas voluntades que -aún con distintas culturas ideológicas- sean capaces de trabajar juntas con un objetivo fijado en la retina, en los puños y el corazón: «cambiarlo todo para que todo sea distinto».

Dicho esto, un mensaje personal para unas y otros: no me busquen para ir contra nadie; en el camino de atacar y/o destruir a algún/a compañero/a no nos encontraremos.

 

ANDRÉS DÍAZ 
Un inscrito más en Podemos Xixón

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies